Publicidad Movil

Publicidad

miércoles, 11 de enero de 2017

Más de 12.000 niños de escuelas públicas disfrutan de propuestas recreativas durante el verano.

El Consejo de Educación Inicial y Primaria realiza, desde hace 27 años, actividades para más de 12.000 escolares durante vacaciones. El Programa Educativo de Verano ofrece propuestas a cargo de docentes y talleristas en 130 escuelas. Este año se incluye la oferta de campamentos. Si bien hay actividades en todo el país, se concentran principalmente en Montevideo y Canelones, ya que allí reside la mayoría de los niños.


El consejero de Educación Inicial y Primaria, Pablo Caggiani, repasó la propuesta recreativa que ofrece el Programa Educativo de Verano entre el 10 de enero y el 10 de febrero.

La propuesta, que se lleva a cabo desde hace 27 años, fue lanzada este martes en la escuela N.° 264 del barrio Aeroparque en Canelones, con la presencia de la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz.

El primer monitoreo de las inscripciones indica que en muchas escuelas la demanda superó la oferta. En casos puntuales, aún quedan cupos disponibles.

Las actividades se desarrollan en 130 escuelas y están dirigidas a más de 12.000 niños. El programa trabaja el aprendizaje a través del juego, el arte, la educación del cuerpo, la convivencia en campamentos y salidas diarias. Además, los niños desayunan y almuerzan en el centro.

El consejero subrayó que “esto es posible porque los colectivos docentes están interesados en habilitar estos espacios en las escuelas y porque existe la colaboración del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), intendencias, municipios, Campamentos Educativos, ProArte y ProLee, entre otros programas que enriquecen la propuesta en las escuelas durante el verano”.

“La idea es estar en una escuela que no se parezca tanto a una escuela”, describió el consejero, quien explicó que si bien las actividades se desarrollan en todos los departamentos, cada inspección departamental, en coordinación con las intendencias y los municipios, definieron los lugares donde era más necesaria la propuesta.

Para este año, el objetivo apunta a que “todos los que participan de Verano Educativo tengan acceso a alguna propuesta de campamento que implique la salida de la escuela por lo menos dos días. El campamento es un espacio donde se aprende a convivir con otros, donde se aprende a disfrutar de otra manera. Hay actividades que estimulan la autonomía de los gurises como dormir fuera de casa”, explicó.

Varias de las escuelas incluidas en el programa se concentran en Montevideo y Canelones, por ser donde reside la mayor cantidad de niños. La iniciativa priorizó la zona costera, a partir de la consideración de que muchas veces los padres trabajan en servicios zafrales, también tuvo lugar en los barrios donde se registra mayor vulnerabilidad social.

Consultado por la realización de actividades curriculares en este contexto, el jerarca explicó que se procura estimular el desarrollo de los más pequeños y su tránsito en la escuela y a la vez fortalecer el egreso.

“Entendemos que este programa es un recurso más para extender el tiempo pedagógico”, añadió Caggiani.

Las propuestas que se desarrollan son, en su mayoría, presentadas por los docentes de las escuelas.

En aquellos casos en que no haya interés de los maestros y profesores del centro por participar, se realiza una lista de aspirantes para que se postulen docentes de otros locales.

El programa cuenta con el apoyo de la empresa Unilever que este año organiza la visita de los niños a la escuela sustentable de Jaureguiberry N.° 294. Además, donará túnicas para el nuevo año lectivo.

Presidencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario