Publicidad Movil

Publicidad

miércoles, 11 de enero de 2017

En Uruguay se viene produciendo un aumento en el cumplimiento de las normas de tránsito.

FACTUM presentó Estudio comportamental en el tránsito que respalda la tesis de que “las cosas no suceden por casualidad”.


La empresa FACTUM dio a conocer –previo al anuncio de UNASEV de que la Siniestralidad vial 2016 cerraría con un descenso del 14,1% en mortalidad- los resultados de un estudio observacional sobre las conductas de los uruguayos en el tránsito.

Tanto su implermentación como la metodología y los factores de riesgo relevados, son parte de un acuerdo entre los países iberoamericanos que integran el OISEVI; de tal forma que los indicadores puedan ser comparados de manera global.

47 puntos de observación fueron establecidos por la Consultora a lo largo del país; tomando en cuenta la densidad poblacional de cada departamento, se establecieron 2, 3, 5 o 6 puntos de relevamiento con la técnica de “observador no participante”, de tal forma que la investigación no incidiera directamente en el tránsito.

Entre el 1. y 4 de setiembre, y desde el 8 al 11 del mismo mes, se relevaron 46.680 vehículos (autos, camionetas y motos), y un total de 68.593 pasajeros, para tomar nota de conductas y hábitos en el tránsito.

El sociólogo Eduardo Botinelli señaló que la foto global del tránsito en Uruguay -si se la compara con un Estudio similar del año 2013- registra un aumento en el cumplimiento de las normas.

La utilización del cinturón de seguridad creció en un 6.5%; el casco en un 7.9%; la vestimenta reftroreflectiva en motociclistas un 4.9%; el uso de luces diurnas un 12.9%; mientras que el uso del teléfono celular, disminuyó un 2.8%.

Respecto a este factor distractor (celular) el técnico realizó la puntualización pertinente, de que el mismo se medía en un punto determinado, lo que no significa que a lo largo del trayecto del viaje no sea utilizado. Este factor de riesgo no tiene las mismas características del uso del cinturón donde las conductas de su utilización a lo largo del viaje son más estables. “Uno no se saca y pone el cinturón de seguridad a lo largo del recorrido” ejemplificó.

Otra seña puntualizada desde FACTUM es la disparidad de cumplimiento por departamento; en algunos es muchísimo más alto que la media, mientras que otros se ubican en el extremo opuesto. El uso del cinturón es de un 62.8% en lo global; cinco departamentos están por encima de dicho valor (más de 12 de cada 20 pasajeros); mientras que en Rocha y Soriano lo utilizan alrededor de 1 de cada 20 pasajeros de auto.

No obstante el diagnóstico auspicioso del
proceso uruguayo, que en pocos años ha incorporado una profusa legislación sobre el tema, y ha articulado interinstitucionalmente promoviendo acciones que verdaderamente incidan en la conducta en el tránsito, Botinelli estableció algunos llamados de atención:
•3 de cada 10 NO usa luces encendidas.
•Casi 4 de cada 10 NO usa cinturón en automóvil.
•8 de cada 10 niños NO viajan en SRI (especialmente mayores de 6 años).
•1 de cada 10 motociclistas NO usa casco.
•7 de cada 10 motociclistas NO usa chaleco retroreflectivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario